• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Polinesia

¿Estás pensando viajar a Polinesia? ¡Haz ya las maletas! Si hay un destino que para el imaginario occidental expresa, el ideal de paraíso en la tierra, ése no es otro que Polinesia. Es de esos viajes que uno quiere hacer en la vida.

Compuesta por 118 islas, rodeadas por un mar turquesa de aguas poco profundas, románticas puestas de sol, fondos coralinos de espectacular belleza, playas solitarias de arena blanca o rosada, selvas de color esmeralda, resorts de lujo con bungalows sobre el agua…. Polinesia es un destino ideal tanto si buscas una estancia de relax como si quieres pasar unos días de turismo activo y cultural. Puedes hacer un poco de todo, pero sobre todo ¡disfrutar!

La naturaleza ha sido benevolente con este rincón del mundo y así lo demuestran las asombrosas islas de origen volcánico como Raiatea, Moorea y Bora Bora. 

Tahití es la mayor isla de la Polinesia y es donde se encuentra la capital Papeete. Es el lugar idóneo para realizar actividades culturales y sociales y visitar el interior de la isla que te recordará a los escenarios de películas como Parque Jurásico.

Bora Bora es uno de esos destinos exóticos que parecen estar en otro mundo, un auténtico paraíso natural. Sus mayores atractivos son sus playas, de aguas cristalinas salpicadas de arrecifes de coral, la observación de la vida submarina y los bungalows sobre el agua. Si eres amante del buceo, aquí tienes el paraíso. Podrás practicar snorkel, así como cualquier tipo de actividad relacionada al mundo marino.

Moorea es la segunda mayor isla en extensión del archipiélago de las Islas de Sociedad, después de Tahití, y es quizá la única isla que puede rivalizar con Bora Bora en cuanto a belleza natural.

¿Qué otras cosas te esperan aquí? Conocer la relación de Paul Gauguin con Papeete; déjate envolver por el aroma de la vainilla en la isla de Tahaa o disfruta de una maravillosa sesión de spa en uno de sus increíbles hoteles.

Cuándo viajar a Polinesia

La mejor época para viajar a Polinesia francesa es la comprendida entre los meses de junio y septiembre. No obstante, mayo y octubre también son meses aceptables.

Qué ver en Polinesia

  • Bora Bora: es la isla que mejor representa el paradigma de belleza natural y seducción que caracteriza a este paraíso terrenal. Imprescindible si viajas hasta este rincón del mundo. Además de sus playas y disfrutar de actividades subacuáticas, en el centro de la isla se encuentran los restos de un volcán extinto de dos picos, el Monte Pahia y el Monte Otemanu, el punto más alto de la isla con 727 metros.
  • Moorea: compite en belleza con Bora Bora y tiene unas playas de ensueño. Tiene dos grandes bahías, además de ocho valles que forman una estrella y que le dan una forma similar a la de un pulpo. En esta isla se encuentra Tiki Village, donde se recrean las costumbres de los pobladores polinésicos, incluyendo centros de artesanía y cultivo de perlas. Si quieres disfrutar de un espectáculo, una cena o, incluso casarte por el rito tahitiano, ¡este es tu lugar!
  • Tahití: en esta isla se encuentra la capital y es dónde puedes visitar el Mercado Municipal de Papeete. Visita obligada en la que podrás disfrutar de hermosos arreglos florales y collares de flores frescas, pescado fresco, frutas tropicales, vainilla, verduras, todo tipo de artes y artesanías, así como alimentos y productos tradicionales. En Papeetepuedes descubrir la vida nocturna en la zona del muelle del transbordador. Visita el Museo de la Perla si quieres ver perlas negras de la zona.
  • Isla Tahaa: cuando llegues aquí pensarás que el tiempo se ha detenido. En esta isla con forma de flor porás descubrir los secretos de la vainilla en su entorno natural. Tienes que probar la vanilla tahitensis, una especie única y muy valiosa que tiene el sabor del paraíso.
  • Raiatea: significa “paraíso lejano” y “cielo de luz suave” es considerada la patria de los antiguos polinesios. Es la isla más sagrada de la zona. Sus montañas cubiertas de vegetación culminan en el célebre pico de Temehani, rodeado de nubes.

Gastronomía en Polinesia

La gastronomía polinesa es natural y con sabores exóticos. ¿Qué puedes comer aquí? Las recetas más tradicionales son Poisson Cru a la Tahitiana, Las Chevrettes, La Salade Ruse y el Ma´a tinito. Los platos se cuecen en un horno bajo tierra, reposan sobre piedras calientes y envueltos en hojas de plátano.

En cuanto a las bebidas, zumos de frutas tropicales o de coco llamado Pape Haari. No dejes de probar el Maitai, un coctél de ron blanco, piña, granadina, cointreai y zumo de lima y coco.

[Total: 0   Average: 0/5]