• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Hungría

No hay otro lugar en el mundo comparable con Hungría. A los más románticos les encantará pasear por Budapest, una ciudad dividida en dos por el Danubio y a los amantes de la cocina, probar su particulares platos y sus vinos. Sigue leyendo y descubre porqué Hungría es un referente cultural  y también el destino más interesante de esta parte de Europa.

Antes de coger el avión a Hungría

Hungría es un país de Europa Central sin salida al mar. Este país situado en la llanura panónica tiene fronteras con Eslovaquia por el norte, con Ucrania y Rumanía por el este, con Serbia y Croacia por el sur, con Eslovenia por el suroeste y con Austria por el oeste.

Budapest es la capital de este país que cuenta con casi 10 millones de habitantes, cuya lengua oficial es el Húngaro. La moneda en circulación actualmente es el Forinto húngaro (HUF) cuya conversión en euros es de 0,0032€.

Cuándo viajar a Hungría

La mejor época para viajar a Hungría es en verano cuando las temperaturas son más cálidas. No obstante, el tiempo los meses de primavera y octubre también son agradables. Por lo tanto, los mejores meses para viajar a Hungría son los comprendidos entre mayo y octubre.

Qué ver

Budapest: la capital de Hungría es una ciudad donde podrás visitar el Palacio Real, el Parlamento, disfrutar de sus baños termales, pasear por la orilla del Danubio o el elegante bulevar  Andrássy út y la plaza de los Héroes. Tampoco te puedes perder el gran Castillo de Buda.

Sopron: una ciudad medieval con muchísimo encanto situada justo a las puertas de las colinas Lővér.

Esztergom:  un importante referente para la iglesia católica, no puedes dejar de visitar su basílica, la más importante de todo el país.

Eger: aquí podrás visitar la Basílica Católica de San Juan Apóstol y su castillo.

Villány: si quieres probar un buen vino húngaro tienes que venir a esta ciudad.

Pécs: una buena ciudad para empaparse de la historia y la cultura húngara a través de sus museos, mezquitas y galerías de arte.

Szeged: pasear por sus calles y descubrir las obras maestras del Art Nouveau es una auténtica delicia.

[Total: 0   Average: 0/5]