• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Filipinas

¿Por qué viajar a Filipinas? Por muchas razones, a las que no podrás resistirte. Este archipiélago, formado por más de 7.000 islas, cuenta con un sinfín de playas paradisíacas de aguas cristalinas y una particular gastronomía con toques españoles, que hace que sea el destino perfecto para tus próximas vacaciones. Si no lo crees… ¡Sigue leyendo!

Visitar Filipinas puede ser una experiencia increíble. Sus playas son perfectas y la más conocida es la Blanca en Boracay, que está en el TOP 10 de las mejores playas del mundo.

Filipinas es también naturaleza en estado puro. Alberga una gran variedad de animales y plantas, además de poseer un impresionante entorno natural, acreditado por espacios como Chocolate Hills in Bohol; The Rice Terraces en Benaue; y el increíble archipiélago del Nido.

Si te gusta el deporte de aventura, atrévete a escalar uno de los 37 volcanes, como el monte Pinatubo, o puedes ver el volcán más pequeño del mundo de Taal. También puedes descubrir cuevas, lagos y cascadas. Si amas la naturaleza, te enamorarás de Filipinas.

Cuándo viajar a Filipinas

La mejor época para viajar a Filipinas es durante la estación seca, que trascurre entre los meses de noviembre a abril. Concretamente, en los meses de febrero, marzo  y abril se registran las temperaturas más altas, digamos que esta es la época de verano en Filipinas.

Qué ver

  • Isla de Palawan: aquí se encuentra Puerto Princesa, la capital de Palawan, desde donde podemos visitar las diferentes islas desiertas que se encuentran al este. También se encuentra el río subterráneo más largo del mundo con más de 8 kilómetros de extensión.
  • El Nido, un pueblo costero situado al noreste de Palawan famoso por tener las playas paradisíacas más increíbles del mundo.
  • Isla de Corón: es la isla perfecta para practicar buceo. Posee un rico fondo marino habitado por millones de peces y corales diferentes (área protegida por la Unesco).
  • Isla de Bohol: situada en las Bisayas es famosa por sus Colinas de Chocolate y albergar al primate más pequeño del mundo, el Tarsier.
  • Isla de Cebú: situada en las Bisayas, Cebú es el centro económino más importante después de Manila. Aquí podremos visitar La Cruz de Magallanes en pleno casco antiguo de la ciudad o El Fuerte de San Pedro. Si visitas Cebú no podrás marcharte sin pasear por el gran mercado de la calle Colón donde encontraras puestos de comida, de ropa o artesanías.
  • Boracay es la isla más turística de Filipinas y también la más visitada. Su principal atractivo son sus playas de arena blanca, entre las que destaca White Beach, considerada una de las mejores del mundo.
  • Luzón: al norte de Manila encontramos las famosas terrazas de arroz.
  • Manila: no puedes dejar de pasear por las calles del barrio de Intramuros, donde vivían los españoles, y el mercado de Quiapo, el más grande de toda Filipinas.
  • Vigan: tiene un aire de pueblo colonial español que te recordará a La Habana.

Gastronomía en Filipinas

La gastronomía en Filipinas no deja indiferente a nadie. Basada principalmente en arroz, carne, pescado y todo tipo de frutas tropicales podrás degustar un buen número de exóticos platos con una curiosa mezcla debido a la influencia malaya, española y china.

Hay una gran variedad de platos, por lo que te resultará complicado elegir. No obstante, no dejes de probar el pancit malabon; el suman y el kare kare. Además, en Filipinas puedes degustar multitud de especies de pescados y mariscos, a la parrilla, al horno o de muchas otras formas; y también probar carnes como el carabao o carne de búfalo y el cochinillo.

Para el postre, además de la multitud de frutas tropicales que se cultivan en el país, prueba el halo halo, un postre típico filipino que se elabora con leche de coco y habas caramelizadas.

¿Bebidas? La más típicas son una variante de la horchata, el atol de elote o el atol chuco. Estas dos últimas se toman en caliente.

[Total: 0   Average: 0/5]