• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Chile

Viajar a Chile es una magnífica elección porque tendrás la seguridad disfrutar de unos de los paisajes más alucinantes del mundo. Glaciares, lagos, volcanes, saltos, desiertos…. Todo un espectáculo natural lleno de vivos colores y contrastes. ¿Hacemos las maletas?

Si necesitas motivos para poner rumbo a este país, ¡toma nota! Diversión, descanso, gastronomía, cultura y magia. En Chile encontrarás todo ésto y mucho más. La mezcla de la cultura latinoamericana y europea está presente en Santiago de Chile. Pasear por las calles de esta ciudad es un auténtico placer para disfrutar del encanto de sus monumentos, espacios verdes y de la hospitalidad de su gente.

El Desierto de Atacama  es el más árido del mundo y, sin embargo, ocurre un fenómeno casi mágico en este lugar: durante tres meses al año, un manto de flores cubre por completo este rincón desértico chileno. Si tu viaje no coincide con este ‘milagro natural’, no te preocupes porque Atacama siempre sorprende.

Otro lugar que te dejará boquiabierto es la Patagonia, un deleite para los sentidos. Bosques verdes irrumpen sobre el azul claro del agua y el blanco intenso de los glaciares. Todo un espectáculo natural al que se suma la fauna que habita aquí: pingüinos, elefantes marinos, zorros, ñadúes o martín pescadores, entre otros animales.

Cuándo viajar a Chile

Chile es un país muy extenso y por esa razón  el clima es muy diferente dependiendo de si visitamos las regiones del sur o del norte. La mejor época para visitar el norte de Chile son los meses de mayo a septiembre. A la zona centro hay que ir en verano, es decir, de noviembre a marzo y al sur, la mejor época es de diciembre a febrero.

Qué ver

  • Santiago de Chile: en la capital de este país no te puedes perder el mirador de la Virgen del Cerro de San Cristóbal, su funicular y el teleférico. Esta zona conocida como el Parque Metropolitano también está dotada de merenderos, piscinas, pistas deportivas y hasta un observatorio astronómico. Otros imprescindibles son el Palacio de la Moneda y la Catedral Metropolitana, la principal iglesia católica del país.
  • El Desierto de Atacama: esta árida región se convierte entre los meses de noviembre y diciembre en una enorme extensión de flores en pleno desierto. ¡Un espectáculo lleno de contrastes y vibrantes colores con el que alucinarás!
  • El Valle de los Cactus en Atacama: donde verás cactus de hasta 7 metros de altura.
  • Parque Nacional del Conguillío en La Araucanía: donde millones de araucaria pueblan este denso bosque dominado por el volcán Llaima y sus majestuosos lagos.
  • Parque Nacional Torres del Paine: en la ruta W, podrás disfrutar de glaciares, cuernos de granito y rocas, valles, lagunas y una flora y fauna únicas en este rincón. No te puedes peder el glaciar Grey, el Valle Verde y las Torres del Paine.
  • Glaciares Jorge Montt, Steffens, San Rafael y O´Higgins: disfruta de una travesía entre fiordos y canales  para descubrir los principales glaciares del país.
  • Parque Nacional Pérez Rosales en Los Lagos: aquí podrás disfrutar de el conocido Lago Todos los Santos y el Volcán Osorno y su cumbre completamente nevada. Otro de los atractivos son los saltos de Petrohué.
  • Isla de Pascua: situada en mitad del océano Pacífico y es un rincón ¡que tienes que conocer! Su belleza y los vestigios escultóricos de la etnia rapanui son motivos más que suficientes para que visites esta isla.

Gastronomía en Chile

Los platos chilenos se caracterizan por ser muy abundantes. Así que… ¡ojo con lo que pides! Si nunca has probado la carne de llama, alpaca o caballo, en Chile lo tienes que hacer. También es muy buena la carne de cerdo, vaca o ave, platos que siempre van acompañados de la tradicional ensalada chilena de tomate y cebolla.

Si eres más de pescado, en Chile también podrás degustar buenas recetas de pescado y marisco. Y, por supuesto, tienes que comer empanadas chilenas, la torta de choclo o humitas del norte. 

Como postre prueba el brazo de reina, murta con membrillo, macho ruso, leche nevada o leche asada.

Para beber, ¡vino! El vino chileno está considerado como uno de los mejores del mundo, así que no puedes desaprovechar la oportunidad.

[Total: 0   Average: 0/5]