• 955 522 530
  • C/ Campana, 6, 3ºA (Sevilla)
  • L-V 10:00-14:00 y 17:30-21:00

Viajar a Brasil

Viajar a Brasil es un excelente plan porque este país tiene una larga lista de atractivos turísticos. Brasil es sinónimo de Carnaval, de samba, de vivir la vida intensamente, de exuberante naturaleza, de cultura… ¡Te sobrarán motivos para hacer la maleta con destino a este país!

Las Cataratas de Iguazú, situadas en el Parque Nacional del mismo nombre, es una visita muy recomendable en este viaje. El atronador ruido del agua y el arcoiris que se forma por la refracción de la luz dan vida a un espectáculo natural que no podrás olvidar.

Si te gusta el ecoturismo, el mejor sitio donde practicarlo es en la Amazonia, el pulmón verde del planeta. ¿Qué puedes hacer? Un crucero de varios días por el río Amazonas, un paseo en canoa o un vuelo en  hidroavión. Otra opción es alojarte en una cabaña en la selva. Buen plan, ¿verdad?

En Rio de Janeiro hay dos lugares imprescindibles que tienes que visitar: el cerro del Corcovado y el icónico Pan de Azúcar. Dos ubicaciones desde las que podrás disfrutar de vistas de postal y magníficas puestas de sol. Las playas de Copacabana e Ipanema son el mejor plan para tumbarse al sol y empaparse del auténtico ambiente playero brasileño.

São Paulo es otro rincón brasileño que tienes que conocer. Entre sus atractivos, destaca el Museo de Arte, que alberga miles de piezas de artistas brasileños y foráneos de los siglos XIX y XX.

En Salvador de Bahía tienes que visitar el barrio de Pelourinho, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un arrabal de casonas de colores, de estilo barroco colonial,  construidas en los siglos XVII y XVIII.

Y no te olvides que Brasil baila a ritmo de samba y de bossa nova, música de la que podrás disfrutar en directo en muchos locales del país.

Cuándo viajar a Brasil

Brasil se puede visitar durante todo el año, excepto en los meses de abril y mayo, época en la que las lluvias son muy intensas.

Qué ver

  • Pan de Azúcar en Río de Janeiro: este pico de casi 400 metros ofrece unas vistas espectaculares de toda la ciudad de Río y el océano Atlántico. ¡Te quedarás con la boca abierta!
  • Trancoso en Porto Seguro (Bahía): un pueblo de pescadores que se ha convertido en el sitio de moda por sus playas, consideras como unas de las más bonitas de todo el país.
  • Parque Nacional de Lençóis Maranhenses en Maranhao: dunas blancas y lagunas de un intenso color azul te esperan en este parque nacional, considerado uno de los rincones más bonitos de Brasil.
  • Paraty en Río de Janeiro: una ciudad llena de historia y perfectamente conservada. Ideal para empaparse de la cultura y gastronomía brasileña. Situada entre Río de Janeiro y Sao Paulo, tiene un casco antiguo del siglo XVI y con acceso directo a más de 50 pequeñas islas rodeadas por un paisaje de montañas, cascadas y playas de aguas turquesas impresionantes.
  • Las cataratas del Iguazú: una de las Siete Maravillas del Mundo, situadas entre las fronteras de Argentina y Brasil. Las cataratas están rodeadas por una selva subtropical, donde habitan más de 2000 especies.
  • Porto de Galinhas en Pernambuco: una de las playas más famosas de Brasil, gracias a sus piscinas naturales y arrecifes de coral donde habitan infinidad de peces.
  • Fernando de Noronha en Pernambuco: un archipiélago volcánico compuesto por más de 20 islas, declarado  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001.
  • Olinda en Pernambuco: una ciudad colonial muy bien conservada donde del carnaval a lo grande.
  • Maragogi en Alagoas: un pueblo playero con piscinas naturales que se forman cuando la marea baja. Aquí se pueden practicar deportes de agua como el snorkel, buceo y la pesca.
  • Búzios en Río de Janeiro: una aldea de pescadores que atrae a muchos turistas por sus playas y el ajetreo de sus calles por la noche.
  • Copacabana en Río de Janeiro: una playa con forma de media luna y arena fina, ubicada en el barrio del mismo nombre donde encontrarás de todo para pasarlo bien y divertirte.

Gastronomía en Brasil

La gastronomía brasileña es tan variada como el propio país. Su cocina es una mezcla de sabores indígenas, africanos y portugueses. El plato nacional es la feijoada, elaborada con alubias negras, carne y embutidos. Otras platos típicos brasileiros que puedes probar son: jabá, acarajé, coxinha, moqueca de peixe, tapioca tucupí, pães de queijo o queijo coalho.

En cuanto a la repostería, algunos postres más típicos son el brigadeiro, el pavé brasileño, el quindim, el  beijinho, el  bolo gelado, el asaí o la crema de papaya, entre otros.

¿Qué beber en Brasil? Cachaça, Caipirinha y Agua de Coco son las bebidas más tradicionales y típicas de este país.

[Total: 0   Average: 0/5]